Incapacidad temporal por accidente de tráfico

Incapacidad temporal por accidente de tráfico

Incapacidad temporal por accidente

La incapacidad temporal, debido a un accidente de tráfico es compatible con indemnizaciones por otros motivos.
La indemnización por incapacidad temporal se calcula multiplicando el número de días de incapacidad por la indemnización que corresponda según la edad, sumando a su vez ciertas cantidades que resultan de aplicar determinados factores de corrección.
Se ha establecido una cantidad de 69,61 euros por día de estancia hospitalaria. Los días impeditivos, cuyo valor es de 56,60 euros/día suelen coincidir con los períodos de baja médica acreditada documentalmente, aunque dependerá de la valoración que haga el médico forense o el perito que reconozca al lesionado.
Por último, los días no impeditivos o de curación, habitualmente coinciden con el período en el que ha estado realizándose tratamiento rehabilitador y su valor es de 30,46 euros por día. Esta cifra se eleva entre el 10% y el 75% según el volumen de ingresos de la víctima. El factor de corrección es el aumento de un porcentaje sobre el valor del punto de secuela y, depende la situación, sobre el valor de los días, ya sean éstos de hospital, impedimento o curación.
Las indemnizaciones por accidente de tráfico se reclaman como medio para aliviar o resarcirse uno mismo de los daños y perjuicios que le ha ocasionado un tercero, por tanto, su cuantía debe estar acorde con la cuantificación objetiva de tales daños y perjuicios.
Una indemnización, por su propia concepción teórica, no debe suponer un lucro para quien la recibe, sino una compensación por el perjuicio causado, una “devolución de las cosas al estado anterior en el que estaban antes de producirse el accidente”.

Sea cual fuere el origen del hecho que dé lugar a indemnización, siempre que se trate de una reclamación por daños y perjuicios personales (lesiones, muerte o invalidez); es una práctica asentada en nuestra jurisprudencia admitir como “Baremo” o sistema de valoración de tales daños, el que publica cada año la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones estableciendo las cuantías de los daños causados a personas en accidentes de circulación.